www.nataliaopina.com

¡Bienvenidos!

Mi nombre es Natalia Ospina, soy Mentora, Coach financiera y asesora de inversiones. Siempre me he caracterizado por soñar en grande y tener determinación para alcanzar lo que deseo.

 

Mi misión es enseñar a profesionales y familias a tomar decisiones sabias en la administración de sus finanzas.

 

He sido emprendedora desde que tenía 8 años, cuando vendía los tomates que se producían en la finca de mi tía. Desde allí súper que el dinero y los negocios eran lo mío.

 

Mi historia se caracteriza por ir acompañada en grandes dosis de espiritualidad, basada en una relación profunda con el CREADOR y DUEÑO de todo, donde he experimentado la libertad que da vivir en los principios universales de la relación con el dinero, donde la llave de la abundancia es la generosidad y donde para cosechar es necesario sembrar.

En síntesis que la relación que tenemos con el dinero es más de carácter espiritual que material, ya que este es un medio y no un fin para lograr lo que deseamos y reflejar lo que SOMOS con los demás

Desde siempre he amado los números, mi formación es contable desde la secundaria y tengo dos pregrados  relacionados con finanzas: economista-negociadora internacional, contadora pública – financista internacional. Soy master en comercio y management internacional en la universidad Paris II y coach financiera certificada por el equipo de Dave Ramsey.

 

 Mi experiencia desde el 2005 como tesorera y asistente contable, pasando por la administración de costos, proyectos y asesoramiento financiero a concesionarios y proveedores en una empresa del sector automotriz desde el 2010 hasta la actualidad, me ha permitido formarme en mi pasión: las finanzas y la consultoría.

 

Paralelamente he creado negocios como comercialización de productos de aseo, creación de marca y comercialización de productos saludables. He invertido, he ganado y he perdido. Lo más importante es que de todo esto he aprendido.

En el año 2006 atravesamos por una crisis financiera familiar, con un nivel de deudas que llevaba a la quiebra a mi familia y complicaba la salud de mi padre.

 

Esta situación me hizo darme cuenta que las finanzas personales van más allá de números y una profesión administrativa,  Se requiere decisión, construcción de hábitos saludables en torno al dinero, así como incluir conversaciones en torno al tema. 

 

Después de unas cuentas discusiones familiares, decidimos unirnos y en 3 años logramos ejecutar un plan que nos permitió salir de deudas, mejorar la relación familiar y evitar un problema de salud mayor a mi padre.

De allí nace mi pasión por ayudar a profesionales y familias a construir libertad financiera.

En el 2019 me casé con Juan Diego, mi regalo del cielo como le digo a diario. Dada la historia familiar en torno al dinero que cada uno había vivido, decidimos hacerlo de manera diferente: unir nuestras finanzas en una sola y tomar decisiones financieras conjuntas.

 

El resultado: un crecimiento exponencial en nuestros proyectos, una comunicación que cada día mejora no sólo en temas financieros y un caminar firme hacia nuestros anhelos de vida futuros.

 

Lo primero que hicimos fue juntas nuestras deudas y hacer un plan para salir de ellas en tiempo record. Nos encanta viajar, pero sin deuda; ha sido nuestra costumbre desde que éramos novios,. Por eso, una vez canceladas nuestras deudas de solteros, empezamos a ahorrar para nuestro viaje soñado, que se vio interrumpido por una pandemia, y que se transformó en la cuota inicial de una casa.  Volvimos a endeudarnos, pero de nuevo pusimos intensidad de gacela para salir de ellas en tiempo record. Aquello que estaba pronosticado para 5 años, lo logramos en 1. ¿fue sencillo? ¡No! pero valió la pena. 

En ocasiones me preguntan por qué somos tan exigentes con nuestras finanzas, si igual son cuotas que nos podíamos permitir pagar. Pero esas cuotas nos están robando capital para construir nuestro futuro. Por eso hoy podemos decir tranquilos: «Somos libres de deudas de consumo y estamos construyendo capital para nuestro futuro con inversiones».

 

Si a nosotros nos ha funcionado, estoy convencida que a cualquier familia unida en un mismo propósito también. Por eso hoy me dedico a trabajar con familias, para asesorarlos en crear su plan de salir de deudas o bien de inversión para el futuro.

 

 

Si has leído hasta acá, es porque te identificas con mi historia y créeme que me encantaría ayudar en tu proceso. Así que no dudes en contactarme para contarme tu caso y empezar tu plan de acuerdo al punto financiero en que estés.